2/7/2022 4:55 Hacer Talentos para la Vida su página de inicio   Versión Español English Version Seguinos en Facebook
 
Home
 

Talentos y Ganadores de cada mes
E-letters de la Fundación
Programas Educativos
Programas Culturales
Programas Deportivos
Artículos de la Sección El Otro Lado del Aula
Posters
Noticias de Prensa, Radio y TV
Reconocimientos a la Fundación
Artículos de la Sección Rincón Activo
Quiénes somos
Ayuda a la labor de la Fundación
Póngase en contacto con nosotros


 
Cómo participar en "¡Argentina, te quiero - Bicentenario"
   
 
Cómo participar en "EDELAP es tu Energía Bicentenaria"
   
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
José Manuel Estrada: la ética como preocupación y objetivo

 

José Manuel Estrada

José Manuel Estrada (1842-1894) es una de las personalidades más significativas de los tiempos fundacionales de la República, cuando se debatía la configuración que tendrían las instituciones y las primeras leyes de nuestro país. Eran tiempos en los que existía la conciencia clara de que la República es una construcción social a la que todos y cada uno deben contribuir. En ese contexto, Estrada dejó su huella como intelectual y como hombre de acción multifacético: político, diplomático, educador, historiador, hombre de Derecho, excelente orador, pero, por sobre todo, católico militante que hizo de la ética su preocupación y objetivo.

Algunos datos de la biografía dan dimensión de su talla. Fue docente en la Escuela Normal que entonces fundara Domingo F. Sarmiento; en sus clases desarrolló unas muy famosas Lecciones sobre la Historia de la República Argentina, que luego publicó en la Revista Argentina que él mismo fundara, y que constituye una de las primeras obras de la historiografía nacional. Más tarde se desempeñó en la Dirección de Escuelas Normales, para luego ser nombrado Decano de la recién creada Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires.

En la Facultad de Derecho dio clases de Derecho Constitucional y Administrativo. Algunas de ellas fueron magistrales, como las que versan sobre el sistema federal argentino, el régimen municipal o la libertad de sufragio, por lo que las versiones taquigráficas fueron posteriormente compiladas en la obra Curso de Derecho Constitucional.

Si se recuerda que quedó huérfano a muy temprana edad quedando a cargo de una abuela, que sólo cursó estudios primarios, siendo autodidacta en los distintos temas que manejaba con amplia solvencia, se advierte su capacidad, determinación y compromiso personal con todo lo que emprendía.

Su fe fue la razón de ser de su quehacer, la cual sustentaba una ética fuerte y profunda. En el catolicismo fundamentaba su percepción de las relaciones sociales, ya que, “la comunión del pan es el signo de la confraternidad”. Desde esa posición se enfrentó decididamente a “los caracteres [que] se corrompen de día en día por la infatuación desplegada en la vida exterior, y el avasallamiento de la conciencia bajo las ideas y las costumbres dominantes.” Señalando luego que “los caracteres morales de las naciones son una resultante; de suerte que si no progresan en moralidad los individuos que las constituyen, tampoco ellas progresarán.”(1)

Traspasando estas palabras pronunciadas en el siglo XIX al siglo XXI, se verifica su vigencia. La afirmación no significa que “todo está igual” o que nada se ha logrado desde entonces; significa que la República es una construcción social que se despliega en el tiempo a través de las generaciones de argentinos que comparten un objetivo común, que lo que los antecesores soñaban y se animaron a emprender en los inicios fue, y sigue siendo, un objetivo, una tarea ambiciosa que atraviesa los siglos, que nadie nos va a regalar a los argentinos lo que tenemos que lograr por nosotros mismos a través del tiempo. Esa es la función de los grandes: señalar un camino orientando a sus conciudadanos, especialmente en tiempos difíciles.

Valga cerrar estas breves reflexiones con una frase de R. W. Emerson: “Cuando está suficientemente oscuro, se pueden ver las estrellas.”

(1) El naturalismo y la educación. Conferencia dada en el Club Católico por José Manuel Estrada, el 21 de agosto de 1880. www.educ.ar/educar/superior/biblioteca_digital/verdocbiblio1.

 

Prof. Cristina Rins

 

TALENTOS 2019
 

Programas Internacionales Argentina España Chile Estados Unidos Italia Uruguay Paraguay Alemania Brasil
 

Bases, Cronograma y Ganadores de Talentos para la Vida
 

YouTube
 

Facebook
 
 

Argentina España (en breve) Chile (en breve) Estados Unidos (en breve) Italia (en breve) Uruguay Paraguay (en breve)