2/12/2022 13:36 Hacer Talentos para la Vida su página de inicio   Versión Español English Version Seguinos en Facebook
 
Home
 

Talentos y Ganadores de cada mes
E-letters de la Fundación
Programas Educativos
Programas Culturales
Programas Deportivos
Artículos de la Sección El Otro Lado del Aula
Posters
Noticias de Prensa, Radio y TV
Reconocimientos a la Fundación
Artículos de la Sección Rincón Activo
Quiénes somos
Ayuda a la labor de la Fundación
Póngase en contacto con nosotros


 
Cómo participar en "¡Argentina, te quiero - Bicentenario"
   
 
Cómo participar en "EDELAP es tu Energía Bicentenaria"
   
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   
El descanso nocturno en los adolescentes

 

Hemos tenido oportunidad de conocer, en forma reciente, el informe de una encuesta realizada por el Centro de Investigaciones Médicas del Sueño a 1.100 alumnos, que asisten a escuelas secundarias porteñas y del Gran Buenos Aires.

Los datos obtenidos muestran un déficit promedio diario de dos horas de sueño, de lunes a viernes, en los jóvenes entre 12 y 19 años. El 80% de los encuestados duerme menos de ocho horas diarias y uno de cada cuatro duerme menos de seis horas diarias. El promedio general es de 7 h 10' por día.

La mayoría señaló que de lunes a viernes se acuesta a la medianoche o después; y el 65% se levanta a las siete de la mañana o antes. En general, se destaca un desajuste entre el momento de ir a la cama, que es más elástico, y el levantarse para ir a la escuela, que es inflexible. Los días feriados y durante las vacaciones, estos horarios se estiran: suelen dormir de 12 a 18 horas diarias.

Los alumnos encuestados admiten que por la falta de sueño presentan: una disminución en su rendimiento escolar (23%), dificultades para concentrarse y prestar atención en clase (44%), problemas para hacer las tareas escolares y estudiar (53%).

Del informe surgen hábitos y actividades que no favorecen el sueño y que realizan los alumnos encuestados antes de ir a dormir y, en muchos casos, cuando ya están en la cama: mirar televisión, escuchar música, jugar con la computadora, chatear, enviar y recibir mensajes escritos por el teléfono celular. En lugar de ir a dormir temprano se quedan “pegados” a Internet, a los videojuegos y a los programas televisivos. Se duermen con el televisor encendido, con los walkman en la oreja o escuchando música.. En las habitaciones de muchos adolescentes de clase media hay equipos de música, televisor o computadora: 7 de cada 10 tienen equipo de música en su dormitorio; y 5 de cada 10, un televisor y/o una computadora.

Los investigadores señalan que por los cambios fisiológicos, hormonales y mentales, los adolescentes deberían dormir no menos de 9 horas diarias; es decir, más horas de las que necesitan los chicos entre los siete y los once años y los adultos.

La deuda o falta de descanso nocturno se acumula y en algún momento se paga: déficit de concentración; problemas de aprendizaje, aplicación y rendimiento escolar; malhumor, irritación y brotes de violencia; casos de hiperactividad diurna.

Con frecuencia la falta de descanso nocturno se debe a hábitos de nuestra sociedad en su conjunto, pero en otras ocasiones existen situaciones médicas que dificultan el adecuado descanso durante el sueño. Estudios recientes han demostrado que en aquellos niños y adolescentes que roncan durante la noche, el rendimiento escolar puede verse afectado, como consecuencia de que su sueño se ve interrumpido.

La nocturnidad creciente de los chicos y jóvenes es la expresión de ciertos cambios producidos en los hábitos y costumbres de nuestra sociedad en los últimos años: horarios de trabajo flexibilizados, postergación en la hora para cenar, varios días de la semana con programas de televisión (de los llamados “fuertes”) que finalizan cerca o después de la medianoche, Internet con servicios de tarifas reducidas.

Algunas recomendaciones de médicos y especialistas

  • Consultar con el médico si el sueño es irregular o hay ronquidos, para descartar cualquier causa orgánica.
  • Para los adolescentes, por sus necesidades fisiológicas y mentales, dormir no menos de 9 horas diarias.
  • Evitar las siestas prolongadas y en las últimas horas de la tarde, porque retrasan la conciliación del sueño nocturno.
  • Desarrollar rutinas que puedan favorecer la adquisición de hábitos para el sueño ordenado:acostarse y levantarse a la misma hora, leer antes de dormir.
  • No es aconsejable comer, mirar televisión, usar la computadora y los videojuegos, escuchar música con los walkman en la cama.

 

Prof. Jorge Ratto
Director EGB - Escuela Argentina Modelo

 

TALENTOS 2019
 

Programas Internacionales Argentina España Chile Estados Unidos Italia Uruguay Paraguay Alemania Brasil
 

Bases, Cronograma y Ganadores de Talentos para la Vida
 

YouTube
 

Facebook
 
 

Argentina España (en breve) Chile (en breve) Estados Unidos (en breve) Italia (en breve) Uruguay Paraguay (en breve)